Buscar
  • SOS Consulting

ESTRATEGIA ORGANIZACIONAL


5 aspectos clave para evitar causas que desequilibren la estrategia organizacional

La estrategia organizacional es la implementación y evaluación de decisiones dentro de una organización, como base a alcanzar los objetivos a largo plazo y desarrollar políticas y planes de acción relacionados a los proyectos y programas creados para lograr esos objetivos.

A continuación, les presentamos 5 aspectos clave que nos permitirán evitar las causas que derivan en manifestaciones perjudiciales para la estrategia organizacional de cualquier compañía.

  1. Capacidad para adaptarse a nuevas oportunidades en su ecosistema. Un aspecto importante es conseguir que en el equipo directivo haya una conversación frecuente y sólida sobre el futuro (Enfoque de entornos potenciales). Una conversación frecuente y relevante que permita tener capacidad de adelantarse a problemas que no existen pero que son potenciales. Esto permitirá anticiparse a futuras “enfermedades organizacionales”. Este tipo de actividades debería de hacerse por lo menos cada trimestre y fuera de un entorno de oficina preferentemente. Dentro de la agenda de la reunión deberán aparecer puntos importantes tales como: nuevos productos en el mercado, nuevos mercados, nuevas tecnologías, comportamiento de la competencia, efecto de las 5 de Porter por ejemplo por mencionar algunos.

  2. Diseñar organigramas acordes con el proyecto de futuro que hemos definido (La estructura es la estrategia). En el fondo esta es una estructura de poder y si este reparto no es acorde con nuestros proyectos de cambio, habrá problemas. Para ello habrá que hacer especial hincapié en áreas a corto plazo: ventas, operaciones, control de gestión y administración y RR.HH.; y otras áreas a largo plazo: marketing, finanzas, gestión del talento y desarrollo e innovación.

  3. Refuerzo de conductas disfuncionales. Es decir, aquello que se tolera y no se tolera. Este aspecto clave deberá de alinearse con el proyecto de futuro. Un claro ejemplo sería, establecer el sistema de recompensas (monetarias y no monetarias), alineado a los objetivos de medio y largo plazo buscados por la organización. Será muy importante alinear este sistema de refuerzo con el cambio que se quiere llevar a cabo en la organización.

  4. Mecanismos de coordinación entre áreas. Desde el propio consejo de administración hasta el comité de dirección. Debe tener formatos adecuados para los contenidos como: reuniones mensuales, anuales, semanales. Cada uno deberá de tener un formato acorde con lo que se quiere conseguir. En esta área de actuación es en el que se deberían de crear espacios de sinergias y relaciones simbióticas. Como se suele decir, dos especies en relación mejoran simultáneamente. Se trata de un concepto muy progresista. Una buena relación de ambos puede generar no solo respeto, sino beneficios para todos los implicados.

  5. La calidad humana y profesional de las personas clave en la organización. Hay que evitar a personas egoístas y con disfuncionalidad personal. En las empresas se ha hecho mucho énfasis en la técnica y hay que dar más importancia a la conducta y la forma de ser. En los entornos de empresa se dan muchos desajustes que hacen que se den patologías de conducta (patología del poder). Al final, el problema tiene nombre y apellidos y eso hay que evitarlo, ya que genera toxicidad.


Fuente: ISO Tools

1 vista

55 5524 4090 / 55 3626 0335

José María Rico 212, Desp. 905, Col del Valle Centro, 03100 CDMX, México

Contacto SOS Consulting